El 73 % de los españoles recicla más a raíz de la pandemia, según informe

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Los cambios en la vida cotidiana producidos desde el comienzo de la crisis sanitaria han despertado el compromiso ambiental de los ciudadanos españoles: un 73 % afirma que recicla más que antes de la pandemia mientras que el 48 % ha reducido el consumo energético en el hogar, según revela el informe Green Response Report 2021.

El estudio, publicado por Essity Iberia, concluye que la mitad de los ciudadanos en España – 53 % – presta más atención a la sostenibilidad de los productos que consume y considera que disminuir el impacto ambiental es una responsabilidad compartida entre la administración pública, las empresas y la sociedad civil.

Además, el 91 % tiene la intención de seguir con este nuevo modo de vivir en beneficio de la sostenibilidad, según el análisis.

La pandemia y la sostenibilidad

La pandemia y el confinamiento han generado la incorporación de prácticas diarias “más respetuosas con el medio ambiente” que, en palabras del country manager en Essity Iberia, José Ramón Iracheta, responde a una “tendencia mundial” consciente de la importancia del cuidado del planeta.

La percepción de que las acciones personales contribuyen en la lucha contra el cambio climático influye en los hábitos de consumo y el comportamiento en el hogar”, ha apostillado Iracheta.

De hecho, la encuesta manifiesta que seis de cada diez españoles son “optimistas” sobre la capacidad de que sus acciones puedan influir positivamente en ralentizar el calentamiento global

Reciclaje, luz, envases y desperdicios

Junto a acciones cotidianas como el reciclaje, el consumo energético o el ahorro de agua, la alimentación es otro de los apartados claves para reducir la huella ambiental ya que, atendiendo a las cifras del informe, la mitad de los encuestados ha disminuido los desperdicios de comida en su hogar.

Respecto al impacto económico, el vicepresidente global de la compañía ha señalado que los ciudadanos estamos dispuestos a gastar “hasta un 9 % más” del presupuesto anual en productos más sostenibles, principalmente en aquellos asociados a la alimentación, al transporte, la moda, el ocio o la belleza.