GRAF3718. ROCCA DI PAPA (ROMA), 15/05/2022.- Un binomio realiza un salto de un obstáculo que cuenta con el sistema de seguridad 'MIM Clip', desarrollado para hacer flexible la barrera en caso de que el caballo la golpee con sus pies, durante la prueba de campo a través de la primera etapa de la Copa de Naciones, este domingo en Pratoni del Vivaro (Rocca di Papa, Roma). EFE/Antonello Nusca

El big data, herramienta para reducir caídas de caballos en alta competición

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

La innovación, el uso de herramientas como el ‘big data’ o la prevención son las herramientas que desde la Federación Ecuestre Internacional (FEI) llevan más de dos décadas implementando en los circuitos de concurso completo para reducir las caídas de los equinos y evitar lesiones.

Los caballos de competición en esta disciplina en la que deben realizar pruebas de doma, resistencia y salto en pista suelen tener de media una altura de 1,70 metros y unos 450 kilogramos de peso.

En Pratoni del Vivaro (Rocca di Papa, Roma) se disputa la primera etapa de la Copa de Naciones del completo que sirve como ensayo para los Juegos Ecuestres Mundiales, que se celebrarán en este mismo escenario en septiembre, con el objetivo de determinar qué aspectos deben mejorar en materia de organización o seguridad.

Tecnologías como el ‘big data’ se ponen al servicio de la seguridad

“Cada obstáculo es monitoreado, sabemos qué tipo de barrera es, el tamaño, la forma y cómo fue el golpe del caballo. Todo ello sirve para crear una base de datos, con esa estadística podemos hacer nuestro trabajo”, explicó a EFE el director del comité de concurso completo de la FEI, David O’Connor.

En especial, emplean esta recolección de datos en el campo a través, donde las particularidades de un circuito que incluye subidas y bajadas, elementos como el agua, saltos en ángulo y con recorridos de más de 3 kilómetros, hacen que la exigencia sea mayor.

Según la base de datos de la propia Federación, en 2021 participaron en sus competiciones 19.231 binomios, con un porcentaje de caídas de los caballos de 1,12 %, de los cuales un 0,95 % fueron en campo a través (183 caídas).

En 2016, con un número de salidas similar, hubo 278 caídas (1,40 %); y en 2011 se produjeron un total de 283 (1,73 %).

Solo un 4,98 % de caídas de casi 20.000 participaciones en 2021

Contando todas las pruebas e incluyendo los casos en los que el jinete pierde el control del caballo, en 2021, la media de caídas fue de 4,98 %, mayor que el año anterior (4,34 %), pero inferior a la media del período 2010-2021 (5,33 %).

Desde hace un lustro, el comité de concurso completo ha implementado el sistema conocido como ‘MIM Clip’, que se coloca en algunas barreras para que en caso de que el caballo golpee el listón con sus pies, se pueda doblar y evitar que se produzca una caída de cabeza.

O’Connor aseguró que este método permitió reducir a la mitad las lesiones graves, en caso de que los binomios comentan algún error, golpeen el obstáculo y no puedan evitar el accidente.

La prevención también es parte fundamental para la FEI

Para el director del comité de concurso completo, la prevención también está en una posición destacada, por lo que decidieron separar las competiciones en grupos según la experiencia de los participantes.

“Se trata de un cambio de mentalidad y educación en la gente, saben los requisitos y se preparan para cada categoría”, argumentó. “Lo más importante son los caballos, es la prioridad número uno”, recalcó. EFE