OLIVA DE PLASENCIA (CÁCERES), 12/08/2022.- Momento de la representación de la obra teatral 'Hipatia de Alejandría', de Miguel Murillo y Pedro A. Penco, espectáculo inaugural de la programación del 68 Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida en su extensión de Cáparra. EFE/ Jero Morales

Cáparra abre su ciclo teatral con la razón y la duda de Hipatia de Alejandría

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Las ruinas romanas de Cáparra abrieron su ciclo teatral estival con «Hipatia de Alejandría», que exhibe la tragedia de una vida llena de obstáculos y la muerte de una mujer ducha en ciencias que entendía el mundo como un espacio donde las corrientes de pensamiento, por muy fanáticas que sean, pueden convivir.

Dirigida por Pedro A. Penco y con un reparto formado por Silvana Navas, Rafael Ortíz, Antonio M.M., Alberto Puerto, Paca Velardíez, Chema Pizarro, Juan Carlos Tirado, Francis Lucas, Gema González, Jorge Barrantes, Elena Rocha, Cristina Pérez, Ana Gutiérrez, Sergio Barquilla, en una coproducción del Festival de Mérida y De Amarillo Producciones.

El montaje ha contado con la complicidad de los espectadores, satisfechos, a tenor de los largos aplausos, de que el yacimiento cacereño recobre una «vida cultural normalizada», tras dos años de restricciones a causa de la pandemia de la COVID-19.

El Teatro Clásico de Mérida también fuera de Mérida

Y es que, por sexto año consecutivo, Cáparra y la comarca de Trasierra Tierras de Granadilla se convierten durante cuatro noches en la única extensión cacereña del 68 Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

El recinto teatral, ubicado en el espacio arqueológico conocido como Foro de la Ciudad y que integra el espectacular arco tetrápilo de Cáparra en el escenario como telón de fondo, volvió a enganchar con el público en el estreno de su sexta temporada.

Entre los siglos IV y V después de Cristo, Alejandría es el más importante foco cultural del Imperio Romano de Oriente, y en medio de esta vorágine nace Hipatia, la hija del matemático y astrónomo Teón, la primera mujer filósofa de la historia y la primera mujer científica dentro del concepto de ciencia de la antigüedad.

Hipatia de Alejandría

Hipatia, movida por su amor por el conocimiento, funda una escuela en la que sus discípulos reciben sus lecciones y sus mensajes de tolerancia y respeto. Su personalidad será puesta en entredicho por aquellos que movidos por el fanatismo y el odio a la promoción e igualdad de las mujeres, la consideran enemiga para sus intereses.

Por motivos evidentes, algunos absolutamente vigentes en la actualidad, el hecho de llevar a escena este capítulo y este personaje de la antigüedad clásica, protagonista de una auténtica tragedia, y teniendo como base sus teorías, enseñanzas e ideas transmitidas a lo largo de los siglos por sus discípulos, resulta oportuno en estos tiempos de involución que vivimos.

Esta obra nos cuenta, a través de la dramaturgia de Miguel Murillo, la historia de Alejandría y la de Hipatia, sus deseos, sus realidades, sus amores y sus duelos.

Así, Hipatia fue, y a partir de este jueves seguirá siendo en la memoria de los espectadores, una joven independiente, libre y autónoma, que luchó en contra de lo que el mundo esperaba de ella por el simple hecho de ser mujer, alejándose de esta manera, de las imposiciones de los hombres en pos del conocimiento.

Finalmente, la turba cristiana maniata a Hipatia a una cruz y entre gritos de «¡bruja!» la matan para acabar con su memoria, pero esta noche, el yacimiento romano de Cáparra ha podido, varios siglos después, ser testigo de la historia de una mujer transgresora, que intentó cambiar la sociedad en la que vivía, y que murió de forma injusta por defender unos valores y unas ideas que hoy día peligran.

Otras obras que se podrán ver en las ruinas romanas de Cáparra

El 68º Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida continuará este viernes en Cáparra con el montaje «Mercado de amores», de Plauto, en versión de Eduardo Galán.

Está dirigida por Marta Torres y protagonizada por Pablo Carbonell, David Villanueva, Ania Hernández, José Saiz, Francisco Vidal, Javier Ortiz, Esther Toledano y Leyre Juan.

Se trata de una coproducción de Festival de Mérida, Secuencia 3, Saga Producciones, Teatro de Malta, Summum Music y Hawork Studio. EFE