MADRID, 17/01/2022.- (De izq a der) El presidente del Partido Popular, Pablo Casado; el exministro y presidente del Foro La Toja, Josep Piqué, y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, participan en el foro "Turismo: claves para la competitividad de un sector estratégico" de la octava edición de Hotusa Explora, el foro de innovación turística organizado por el Grupo Hotusa, este lunes en Madrid. EFE/J.J. Guillén

Casado y Garamendi destacan su sintonía y «excelente relación»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El presidente del PP, Pablo Casado, y de la CEOE, Antonio Garamendi, han destacado este lunes su «excelente relación» y sintonía, y su acuerdo en relación al sector turístico y han coincidido en pedir un Plan Estratégico para la Recuperación y Transformación (PERTE) del sector con fondos europeos.

Tras semanas enfrentados por sus opiniones respecto a la reforma laboral, Casado y Aramendi han subrayado su total coincidencia en el análisis del sector turístico y la necesidad de ayudas específicas hasta el punto de bromear con la posibilidad de “meterse en la cama como John Lennon y Yoko Onno”.

“Ni yo llamo a Pablo para decirle lo que tiene que hacer, ni él me llama a mi, lo quiero dejar muy claro y no sé si deberíamos cogernos una habitación en este hotel” para demostrar “nuestra relación extraordinaria”, ha bromeado Garamendi al inicio de su intervención en el VIII Foro de Innovación Turística, celebrado en un hotel de Madrid.

También Casado ha comenzado su intervención asegurando que “jamás la CEOE nos ha dado ninguna orientación sobre lo que deberíamos hacer”.

Confianza y estabilidad, retos del sector turístico

Además han coincidido en que el sector necesita estabilidad y confianza y que, como ha dicho Garamendi, “las ocurrencias sobran” y no deben estar todos los días respondiendo a polémicas que solo dañan la imagen de España como “las de la carne o la cogestión, que nos arruinaría a todos”.

A continuación, y tras plantear los principales retos del sector turístico, ambos han coincidido en reclamar apoyos públicos a las empresas del sector turísticos y que se diseñe un PERTE que de solidez y flexibilidad.

“Los poderes públicos deben ayudar y no entorpecer”, ha dicho Casado, antes de enumerar sus propuestas fiscales, de promoción internacional , exenciones fiscales, moratoria de los créditos ICO, ampliación de los ERTE y flexibilización de la contratación mediante el establecimiento de una “mochila austriaca”, que supondría un coste de 8.000 millones de euros financiables con los fondos europeos.

Así entre otras medidas ha propuesto una rebaja fiscal reduciendo el IVA temporalmente al superreducido del 4 %; la supresión de las tasas turísticas en las comunidad donde las haya y la reducción de las tasas aeroportuarias.

«Esa es nuestra receta”, ha apuntado, “fiscalidad más baja, más flexibilidad laboral, menos burocracia, más formación y más competitividad y seguridad jurídica (…) en resumen, menos trabas, más apoyo y menos desconfianza”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

PERTE para el turismo

En cuanto al PERTE del sector turístico, Casado ha destacado la importancia de que se establezca un sistema de adjudicación de ayudas “con independencia, transparencia y rendición de cuentas” para evitar arbitrariedades y clientelismos políticos, y sobre todo, “que se acabe con la demonización del sector turístico”.

Por su parte, Garamendi ha subrayado que el sector turísticos va más allá de las propias empresas de viajes u hoteles, sino que afecta una enorme red de sectores secundarios y que dan servicio al turismo hasta el unto de que este sector suponía un consumo de “dos millones de huevos al día y de incontables refrescos”.

“Lo que hay que ver es cómo se estructura ese macro-PERTE, porque nos hemos dado cuenta de que todos los sectores son turismo”, ha subrayado tras apuntar que “el turismo es mucho más potente que es 12 por ciento que se le adjudica”.

Apoyo a las pymes

Garamendi también ha destacado la importancia de que el Gobierno sea consciente de que el 80 por ciento de las empresas turísticas son pymes y precisan condiciones específicas para acogerse a los fondos europeos pensadas para empresas grandes, especialmente en materia de digitalización y sostenibilidad.

“La colaboración público-privada se ha visto que no funciona y las colaboraciones entre empresas sí, por lo tanto adapten las regulaciones y no vea a las empresas como enemigos”, ha dicho.

Finalmente, el presidente de los empresarios ha apostado por bajar los impuestos (“me gustan los impuestos a la madrileña y me gusta cómo se ha gestionado la pandemia a la madrileña”) para favorecer la solvencia de las pymes.

Y lo más importante: “que en turismo seamos analógicos, que un anuncio de vino es estupendo, pero hay que viajar en persona, no puede ser todo pantalla”, ha concluido.