El Perte del Vehículo Eléctrico y Conectado centra el tercer programa de Plan Europa

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Madrid, 5 may (EFECOM).- El Perte del vehículo eléctrico y conectado ha centrado la tercera edición de Plan Europa, un programa puesto en marcha por la Agencia EFE y KPMG, en el que ha participado el director general de la patronal ANFAC, José López Tafall.

El director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) ha insistido en la necesidad de acelerar la transición hacia la nueva movilidad con los fondos europeos, ya que pese a que se ha mejorado mucho en la cuantía de las ayudas económicas respecto a los últimos años, aún existe un retraso con el resto del continente.

En una entrevista a Plan Europa, desarrollado por Efe y KPMG, el director general de Anfac, José López-Tafall, ha pedido recuperar este retraso siendo «tremendamente eficaces» a la hora de mover las ayudas concedidas por la Unión Europea (UE) tras los efectos de la pandemia.

17 de mayo, plazo máximo para proyectos del PERTE

En cuanto a la ampliación de los plazos para presentar proyectos al PERTE del sector, que se ha extendido hasta el 17 de mayo, López-Tafall cree que favorece al sector ya que le permitirá contar con más tiempo para elaborar la documentación necesaria para optar a un procedimiento «muy complejo».

Más allá de la nueva gigafactoría de baterías para coches eléctricos que la multinacional alemana Volkswagen y su filial española SEAT construirán en Sagunto (Valencia), López-Tafall confía en que el PERTE impulsado por el Ejecutivo gracias a la llegada de los fondos europeos movilice más proyectos de esta magnitud.

Sin embargo, ha querido destacar el compromiso de otros fabricantes, así como de toda la cadena de valor relativa a componentes con la transformación del sector, uno de los principales ejes que defienden desde Anfac.

En este sentido, cree que el PERTE será «una estación más» de un proceso de transformación que espera culminar en 2040 gracias al dinamismo industrial que está provocando la llegada de estas ayudas al sector.

«Lo importante es aprovechar estos fondos para dinamizar proyectos grandes, pequeños y medianos para ganar competitividad», ha defendido López-Tafall.

Inversión y empleo

El Perte VEC prevé una inversión total de más de 24.000 millones en el periodo 2021-23, con una contribución del sector público de 4.300 millones, y, según el Gobierno, podría generar 140.000 nuevos puestos de trabajo.

Una vez que se cierre el próximo 17 de mayo la convocatoria de la parte industrial del PERTE, por la que se rigen ayudas por 3.000 millones de euros, el Ministerio dispondrá de 6 meses para la resolución de la convocatoria y notificación de las ayudas a las empresas, ha explicado en el programa la socia responsable de Automoción, Industria y Química de KPMG España, Begoña Cristeto.

Esto se meses se cuentan «desde el día siguiente al de la apertura del plazo de solicitud», es decir, el 1 de abril, «lo que nos llevaría hasta el 1 de octubre».

El desembolso de las ayudas se realizará en dos pagos, el primero una vez dictada la resolución de concesión y por el importe total de ayuda correspondiente a la anualidad del 2022, mientras que el segundo, correspondiente a la ayuda concedida para la anualidad 2023, se realizará a lo largo del próximo año.

Ha recordado que son financiables las inversiones y gastos incurridos desde el día siguiente a la presentación de la solicitud hasta transcurridos 30 meses desde la fecha de resolución de la concesión o bien hasta el 30 de junio de 2025. EFECOM