La doctora y divulgadora médica Magda Carlas, autora del libro “Más claro que el agua” (Amat). CEDIDA / SOLO USO EDITORIAL

El agua mineral natural, un alimento esencial que busca reconocimiento social

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El cuerpo humano está compuesto en un 60 % de agua, el cerebro alcanza un porcentaje del 70 % y la sangre un 80 %, sin olvidar que la Tierra está cubierta por agua en más de dos tercios de superficie, por lo que podemos afirmar que este elemento es esencial para nuestra vida y que, en los últimos tiempos, está adquiriendo cierto “glamour” en busca del reconocimiento social del que gozan otros alimentos.

La doctora y divulgadora médica Magda Carlas, autora del libro “Más claro que el agua” (Amat), ha considerado en una entrevista con la Agencia Efe que en torno a este líquido elemento “hay algunas ideas, como en tantas otras cosas de la alimentación, que se dicen y son falsos mitos”, pero que están tan “incrustados” en nuestra mentalidad colectiva que les otorgamos veracidad.

“El agua en la gastronomía parece que tiene poco nivel culinario o gastronómico, pero es porque nos han educado así. Realmente, si miras la procedencia del agua mineral natural, que viene de una montaña o una roca de algún lugar exótico, ¿hay algo que tenga más glamur que eso?”, ha opinado.

¿CUÁNTO CONOCEMOS SOBRE EL AGUA MINERAL NATURAL?

La doctora Carlas acaba de reeditar “Más claro que el agua”, con el que quiere concienciar sobre la importancia de la hidratación y desmentir creencias alrededor de la contribución nutricional del agua mineral natural, por ejemplo, con los minerales.

Entre los minerales del agua mineral natural destacan el calcio y el magnesio, ambos necesarios para nuestro organismo; sin embargo, según relata la autora, “algunas publicidades han puesto los minerales como si fueran impurezas”.

Carlas reconoce que emplear la expresión “residuo seco” en el embotellado, que marca la cantidad de minerales en el agua tras someterla a una alta temperatura, puede poco atractiva, pese a que se emplea con relación a un proceso industrial; lo que sumado a la idea de que el agua es mejor si es más pura genera una imagen “errónea” de estos elementos.

Según un estudio de la consultora The Onion Inside, elaborado para la editorial Amat, la mitad de los encuestados no sabe que el agua mineral natural es un alimento que puede ayudar a alcanzar una correcta contribución de minerales y el 76 % no presta atención a su hidratación diaria, siendo los jóvenes y los mayores los grupos con menor interés.

ESTRÉS, HIDRATACIÓN Y SUS BENEFICIOS

Ante este panorama, por ejemplo, la doctora ha explicado que la ingesta regular de agua ayuda a reducir los síntomas del estrés, además de potenciar nuestras capacidades cognitivas.

“A veces no bebemos lo suficiente, tomas el café y hasta la hora de comer o del aperitivo no tomas nada de agua. Estás en el trabajo, estás estresado, etc., pues mira a partir del 1% de deshidratación, que no es nada, tu concentración en el trabajo puede disminuir. Quiero decir, para nuestra salud y calidad de vida es importante beber”, ha detallado.

La edición actualizada y ampliada de “Más claro que el agua” cuenta con un prólogo del doctor Abel Mariné, catedrático emérito de Nutrición y Bromatología, y de Laura Jorge, dietista y nutricionista, que dan paso a 5 capítulos que abordan temas como el papel del agua en el rendimiento (físico e intelectual) o su relación con el estrés, la obesidad o las necesidades hidratación en las diferentes etapas de la vida.