MÉRIDA, 17/08/2022.- La 68 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida finaliza hoy martes con la representación de "La tumba de Antígona", versión teatral de Nieves Rodríguez y Cristina Silveira, quienes han rescatado el texto de la filósofa María Zambrano más de medio siglo después de ver la luz. EFE/ Jero Morales

Ana García cita a Antígona: «cuando se acaba la razón, queda lo que somos»

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

La actriz extremeña Ana García se enfrenta a unos de sus papeles dramáticos que siempre gustan en el marco teatral, Antígona; una mujer símbolo de protesta, reivindicación e igualdad, aunque con el añadido de que esta Antígona es la describió María Zambrano para abordar la importancia de la introspección.

«Todo el mundo, cualquier espectador puede ser Antígona», afirma García en una entrevista concedida a EFE con motivo de la puesta en escena de «La tumba de Antígona», con la que el Festival de Teatro Clásico de Mérida pone fin a la presente edición.

Tanto ella como la bailarina Cristina Pérez Bermejo dan vida -atendiendo a cada etapa- a una de las heroínas más representadas sobre los escenarios. «Esta Antígona rebosa emoción y tira por el suelo creencias racionales que se tienen, como que las cosas van a durar siempre o que no nos puede pasar nada».

Ana García cita a Antígona

«Cuando se acaba la razón, como expresa la propia Antígona en el texto, queda lo que somos», remarca y comparte Ana García, quien, a pesar de que ya sabe lo que estar en Mérida, «los nervios los siento como si fuese la primera vez».

De hecho, considera que «el cosquilleo antes de cada función es necesario, pues refleja el respeto sobre aquello a lo que te enfrentas, tanto por el texto como por el público. «Son emociones que brotan, no tanto como reflejo del pensamiento, pero sí desde el corazón», ha remarcado.

A su juicio, la obra de María Zambrano «esta concebida para ser oída y ser vista» desde los ojos y la reflexión de cada uno, de ahí que la extremeña considere que «hay varias Antígonas representadas en la función», entre otras cosas también por el hecho de que ella y Cristina Pérez dan vida al personaje.

Su Antígona representa la que debe ser oída a través de la palabra y la de Cristina Pérez es «quizás, más preparada para ser vista, por todo aquello que no puede ser expresado» por la palabra.

La importancia de la introspección

Filosofía, palabra y poesía, introspección y delirio se dan cita en esta obra de Zambrano. «Ella creía que el lenguaje del delirio debía ser expresado mediante el dialogo», algo que se consigue en la obra, ha apuntado la actriz.

«Cuando alguien ve, escucha y siente la obra se da cuenta de que hay algo mucho mas profundo que no tiene forma… es un genero sublime para quienes nos dedicamos a ello».

A pesar de ser la función que cierra la presente edición del Festival, Ana García no ve en ello un problema ni una ventaja. «Hay que aprovechar el momento que nos ocupa y disfrutarlo, pues las obras -incide- surgen en el momento oportuno y no en el que debería o podría ser». EFE

El pase de diapositivas requiere JavaScript.