MADRID , 17/06/2022.- La exvicepresidenta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Rosario Silva, (dcha-izda), el excomisario de la Unión Europea de Acción por el Clima y la Energía, Miguel Arias Cañete, Ana Fernández-Tresguerres, de la Real Academia de Jurisprudencia, y el juez del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) Miguel Sampol participan en la "Jornada sobre la sostenibilidad en Europa "Sostenibilidad, Eje del cambio económico y la gobernanza de las sociedades", organizada por la Fundación Ramón Areces y la Real Academia de Jurisprudencia, este viernes en Madrid. EFE/ Fernando Villar

Arias Cañete: La guerra ha dejado “obsoleto” plan europeo de descarbonización

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

El excomisario de la Unión Europea de Acción por el Clima y la Energía, Miguel Arias Cañete, ha advertido que la guerra en Ucrania ha dejado “obsoleto” el paquete legislativo “Fit for 55”, con el que la Unión Europea prevé disminuir las emisiones en un 55 % para el año 2030 y alcanzar la neutralidad climática en 2050.

Antes de participar en una jornada sobre la sostenibilidad en Europa, organizada por la Fundación Ramón Areces y la Real Academia de Jurisprudencia, Arias Cañete ha precisado a Efe que la situación geopolítica actual ha elevado el objetivo europeo de energía renovable del “40 % al 45 %” para 2030 y ha favorecido la “reducción del consumo energético” para desvincular al continente del suministro de gas ruso.

“Rusia está utilizando la energía como un arma y la Unión Europea debe diversificar sus fuentes de aprovisionamiento y reducir su consumo de gas” en favor de una “independencia energética” con una industria abastecida con energías limpias, ha señalado.

Reacción de Europa a la crisis gasística

Aun así, el exministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha explicado que Europa “ha despertado” con el paquete de sanciones impuestas a Rusia y va por el “buen camino” para garantizar su sistema de energía con fuentes más seguras.

Al “ambicioso” paquete de medidas contemplado en el “Fit for 55” se ha sumado el plan “Repower EU”, presentado por la Comisión Europea en el mes de mayo como respuesta a las recientes crisis energéticas y geopolíticas, con el que se prevé disminuir la dependencia de los combustibles fósiles rusos en un 66 % en un año.

“Esta estrategia toca todas las teclas, desde cambiar de proveedores, aumentar la eficiencia energética y poner plataformas para compras común de gas”, ha añadido el excomisario europeo.

El Plan REPowerEU requerirá una inversión de 210.000 millones de euros para el periodo 2022-2027.

Solidaridad entre los países miembro

Por su parte, la exvicepresidenta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Rosario Silva, considera que el conflicto bélico “puede postergar” los avances en sostenibilidad porque, a su juicio, quedan “años difíciles” para encontrar el equilibrio entre el abastecimiento energético y la protección del medio ambiente.

En su intervención, Silva se refirió al principio de solidaridad energética como el elemento normativo fundamental ante esta situación, el cual considera que “si hay un estado miembro con dificultades de abastecimiento, los otros países tienen que ayudarle” porque “estamos todos en el mismo barco”.

Más ambición legislativa frente al cambio climático

El juez del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), Miguel Sampol, ha apuntado que, a nivel mundial, existen muchos litigios que plantean la “necesidad” de adoptar medidas “mucho más ambiciosas” para cumplir con las ambiciones de neutralidad climática y con los objetivos del Acuerdo de París.

Sampol ha puesto como ejemplo al Tribunal Constitucional alemán, que condenó en 2021 al Gobierno del país germano a modificar sustancialmente la ley climática aprobada en 2019 antes del final del presente año.

Por último, Ana Fernández-Tresguerres, de la Real Academia de Jurisprudencia, ha afirmado que se han ido cumpliendo los hitos para avanzar hacia un gobierno corporativo sostenible y que no es posible entender el desarrollo sostenible sin la era digital. EFE