Belén Rueda: Los premios son un aliciente para que el público regrese al cine

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Belén Rueda nunca piensa en los premios que puede conseguir una película mientras está rodando, sin embargo, sabe bien que los galardones son un «aliciente para que los espectadores regresen al cine», dice la actriz, que ha compaginado cine y teatro en época de pandemia.

La protagonista de «El cuaderno de Sara» o «El orfanato» recuerda impresionada que, recientemente, una encuesta reflejaba que el solo el 8 por ciento de los actores podía vivir de su trabajo.

«Tengo mucha suerte», dice en una entrevista con Efe Belén Rueda (Madrid, 1965) durante la presentación de los nominados a los Premios Platino del cine Iberoamericano, donde ella ha dado a conocer algunos de los candidatos.

La actriz española Belén Rueda. EFE/Chema Moya
La actriz española Belén Rueda. EFE/Chema Moya

Premios Platino, un trampolín del cine iberoamericano

Los Platino suponen un «impulso al cine iberoamericano y ya era hora. Me parece una idea maravillosa», ha comentado destacando la gran cantidad de coproducciones que se producen entre los países implicados.

«Ya hace mucho tiempo que las fronteras se han roto, da igual donde vivas porque puedes trabajar por todo el mundo» y destaca que es una manera de que la comunidad cinematográfica iberoamericana cree hermandad.

«Viajar de un lado a otro es habitual aunque la pandemia nos ha hecho ver que hay fronteras que tienen que ver con la salud».

Aunque hace referencia a que algunos de sus proyectos se han pospuesto a 2022 por la pandemia, la actriz ha seguido con la grabación de la serie «Madres», ha terminado el rodaje de «La mujer perfecta» de Arantxa Echevarria y se ha subido al escenario del Teatro Romano de Mérida con «Penélope».

 

El mundo de la interpretación y la COVID-19

Reconoce que hacer una película con la sombra del covid «supone un riesgo» y encarece la producción por las medidas que hay que adoptar

«Hay mucho en juego si se paraliza un rodaje» y recuerda que a la semana de comenzar «La mujer perfecta» un compañero dio positivo, «luego resultó que el kit era defectuoso, pero se activaron todos los protocolos».

«En ese momento entras en pánico», dice la actriz, que se alegra de que la vacunación siga a buen ritmo y baje el número de contagios y casos graves.

Belén Rueda asegura que los premios son un «aliciente para que los espectadores regresen al cine», aunque nunca piensa en ellos durante el rodaje, un momento en el que tanto ella como el equipo están centrados en la historia.

«Quizá cuando terminas empiezas a ver qué pasa, pero del proyecto en el que has estado involucrado intensamente durante dos o tres meses no sabes nada más hasta que pasa un año y está terminado, con la sonorización, la música y montaje».

Recuerda con cariño el reencuentro con Emilio Aragón durante la grabación del programa «B.S.O». «Ha sido muy emocionante. Hacía mucho tiempo que no nos encontrábamos en las tablas, pero hay amistades que aunque haya pasado mucho tiempo, te ves y parece que fue ayer».

En el programa, Rueda recorrió la banda sonora de su vida con la facilidad que permite la música «que te traslada en un microsegundo al momento que estás contando». La actriz recorrió las notas de «Mar adentro» su primera película.

Tras los pasos de su madre

De una emoción a otra, en la serie «Madres» ha coincidido con su hija Belén Écija. «Más que trabajar con ella ha sido un guiño, solo una secuencia, pero ha sido bonito».

Asegura que hacía tiempo que sabía que su hija mayor iba a dedicarse a la interpretación, estudios que ha combinado con los de Comunicación Audiovisual.

«A pesar de que ve en casa lo difícil que es esta profesión, tiene una ilusión tan grande» que no ha intentado quitarle la idea, reconoce.