El cantante colombiano Camilo, durante el concierto del Festival de Cap Roig ofrecido esta viernes en Palafrugell (Girona). EFE/David Borrat.

Camilo ofrece a su “tribu” en Cap Roig un show alegre y emotivo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

El cantante, compositor, músico y productor colombiano Camilo se ha estrenado esta noche en el escenario del Festival de Cap Roig (norte) con un show alegre, con mucho ritmo y muchas pinceladas sentimentales y con sorpresa incluida, la interpretación de varios temas junto a su mujer.

La estrella internacional del nuevo pop latino ha salido al escenario donde les esperaban cuatro pantallas gigantes y una gran estructura de luces simulando la silueta de un tipi, la tienda de campaña de los indios, ha hecho sonar unos tambores llenos de agua y ya con las primeras notas de “Kesi” ha puesto a toda la grada en pie.

El artista latino que arrasa en todo el mundo, además de una gran habilidad musical, tocando cuatro instrumentos, también ha dado muestras de un gran sentido del humor al dirigirse varias veces al público en el concierto organizado por Clipper’s Live en los jardines botánicos de Cap Roig.

Un referente de la música latina

Camilo Echeverri Correa, Camilo, nació el 16 de marzo de 1994 en Medellín, en 2008 debutó tras ganar el concurso de talentos Factor X de su país un año antes y en la actualidad se encuentra entre los referentes de la música latina en el mundo entero.

Esta noche ha actuado ante más de 2.000 personas junto a su grupo compuesto de percusión, bajo, guitarra y teclado y por sorpresa ha presentado a su “Tribu” (sus seguidores) de Cataluña a su “esposa y madre de su hija”, la cantante y actriz venezolana Evaluna Montaner que ha cantado junto a él  tres canciones, entre ellas “Por primera vez” y «Machu Pichu”.

Sus seguidores le han acompañado en pie la mayoría del concierto, bailando y cantando canciones como “Ropa cara”, “Favorito”, “La mitad” o “Pesadilla”, que nació de su fascinación por la sonoridad de raíz mexicana que siempre le inspira y trata de una pesadilla en la que cree que le quitan a su chica, pero al final “ni en sueños se la quitan”.

El carismático artista, vestido con pantalón y camiseta blanca de tiras y descalzo, ha bromeado con el público pronunciando dos palabras en catalán “moles molt” (molas mucho) y prometiendo, retirándolo rápidamente, que el siguiente concierto lo haría todo en catalán.

“En este mundo hay 8.000 millones de personas y soy yo el que vengo a acabar mi gira por Europa en Cataluña en Cap Roig”, ha dicho el cantante antes de interpretar “Millones”, un tema que igual que “Tattoo”, en el que colabora con Rauw Alejandro, ha puesto a todo el mundo en pie moviéndose al ritmo de sus pegadizos sones.

El ritmo, las pinceladas sentimentales y las buenas vibras

El artista, que durante el concierto hace varios viajes al centro de su corazón, y reflexiona sobre el desamor y el valorarse a uno mismo sin tener en cuenta “likes, seguidores ni lo que esperan de uno los demás”, llega a millones de personas con sus canciones que con estribillos pegadizos trasmiten buenas vibraciones.

Entre ellas “Tutu”, canción que un público, hoy más bien joven, ha cantado y bailado con él disfrutando del momento, después que el artista soltara un “baila Cataluña” y les asegurara que era “difícil bailar sentado”.

Tampoco ha faltado “Nasa”, canción que canta junto a Alejandro Sanz en su nuevo álbum, una canción que ha dicho “trata de la historia de un hombre que llama a la Nasa para pedir trabajo”.

El artista ha puesto punto final momentáneamente al concierto con su alegre y pegadiza “Vida de Rico”, e instantes después ha vuelto al escenario para agradecer al público que le confirmara “que alguien más cree que el amor es la mayor de las revoluciones” y les ha pedido que al menos durante una canción guardaran sus móviles en el bolsillo.

Su tercer álbum

Le ha contado al público: “Es una canción muy importante para mí, muestra que el viaje más importante que tienes no es de más de 30 cm, de la cabeza al corazón”, y después ha interpretado la canción que da nombre a su nuevo trabajo “De adentro pa fuera” sólo en el escenario tocando la guitarra mientras su «tribu» le escuchaba con un silencio sepulcral.

Le han seguido “El mismo aire”, otro de sus nuevos temas, “Pegao”, con todo la grada en pie moviéndose al ritmo de la animada canción y tras una veintena canciones y hora y media de concierto ha escogido “Índigo”​, nombre con el que bautizó a su hija, para poner fin a su show.

Al escenario ha saltado de nuevo Evaluna y ambos han hecho gala de su gran conexión interpretando este último tema.

En las pantallas del escenario ha sonado “Pegao” y el simpático colombiano ha bailado junto a sus músicos hasta que Evaluna se lo ha llevado.

Tras conquistar Cap Roig, el artista latino que publicará su tercer álbum de estudio, “De adentro pa’ fuera” el próximo 6 de septiembre, empezará su nueva gira por Nueva York, México DF, Miami, Orlando, Edinburg (EEUU) y otras ciudades de Norteamérica.

El encargado de subirse este sábado en el escenario de los Jardines Botánicos de Calella de Palafrugell será Mika, icono de la música pop internacional con más de 10 millones de discos vendidos.