MADRID, 24/05/2022.- Ana Montero (i), directora técnica de natación artística Real Federación Española de Natación, junto a Carlo Cutropía (d), director de Sportboost, durante la V edición de EFE Sport Business Days dedicada a la Tecnología en la Industria del Deporte (SportTech). EFE/Emilio Naranjo

La Federación de Natación impulsa una tecnología para mejorar la puntuación en artística

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Ana Montero, directora técnica de natación artística de la Real Federación Española de Natación, es una de las impulsoras de un programa tecnológico que pretende reducir al máximo los errores de puntuación sobre el agua para ajustar las calificaciones de los deportistas.

El objetivo que tiene la RFEN es cambiar o, al menos, dar respuesta a la afición, que a veces no entiende la especificidad de la natación artística para entender por qué uno es mejor que otro con ejercicios similares.

«Queremos dar respuesta a entrenadores y deportistas y también a los jueces para decidir la nota y que la valoración se pueda medir mejor siempre que exista un ejercicio de dificultad. Ahora los jueces miran la ejecución pero lo que queremos es eliminar la dificultad de juicio declarándola», comentó Ana Montero, impulsora de esta aplicación junto a María José Bilbao y Daniel Ramos.

Una aplicación para una valoración definida

«Trabajamos en la parte más tecnológica de este cambio. La sincronización es el ADN de la natación artística, que consiste en ejecutar movimientos en pareja o en equipo, al unísono. Hasta ahora la sincronización estaba valorada sin acabar de definir», apuntó Montero, durante su participación en el V Foro EFE Sport Business Days ‘Sportech, la tecnología en la industria del deporte’, celebrado en Madrid.

De esta forma, la aplicación podrá detectar tres tipos de errores cometidos en el agua. Por un lado los errores pequeños (aquellos que el experto es capaz de ver pero el público no tanto), obvios (los ve todo el mundo) y mayores (alguien no ejecuta el movimiento). Es una aplicación que parte de un máximo y va descontando puntos en base a tus errores.

La aplicación tendrá un ‘hardware’, con diferentes botones representando cada uno un error. Habría tres y lo que vean se formarían en una única respuesta. «Teniendo en cuenta el tiempo de reacción, aquellos errores que estén en el mismo segundo serán los que se validen», subrayó Ana Montero.

«Con este programa, una eliminatoria de una final podrían ser dos mundos distintos. Aportaría estrategia al deporte y daría respuesta al deportista y entrenador para diferenciarse, porque si hay ocho acrobacias cada una tendrá su dificultad o un valor de ejecución diferente», destacó.

La retransmisión de la natación sincronizada

La realización televisiva de la natación sincronizada también ha evolucionado en los últimos tiempos, dando mayor espectacularidad a la retransmisión para los telespectadores.

«Antes solo había un plano, pero ahora se buscan los pequeños detalles y las curiosidades. Esto podrá aportar a lo que realmente se pueda explicar. La imagen va acorde, el impacto está siendo muy grande y hay quién está asustado, pero los entrenadores que lo han probado le dan la bienvenida», concluyó.

En las próximas semanas la Federación Internacional de Natación (FINA) mandará el borrador del reglamento. El Congreso donde se validará el programa está previsto para octubre y se pondría en marcha a nivel internacional el 1 de enero 2023. En España la idea es ponerlo en marcha a principios de diciembre.