El director británico Stephen Frears posa delante de la Catedral de Palma en el marco del Atlántida Mallorca Film Festival. EFE/Cati Cladera

Frears: Estamos en Reino Unido dentro de una fantasía de la extrema derecha

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El cineasta británico Stephen Frears, director de «Mi hermosa lavandería» o «Las amistades peligrosas», que recibe el premio Masters of Cinema del Atlàntida Mallorca Film Fest que no pudo recoger el año pasado por la pandemia, cree que el Reino Unido postBrexit se ha instalado «en una fantasía de la extrema derecha».

El Reino Unido postBrexit

Ataviado con un sombrero de paja, una camiseta roja, pantalones cortos a rayas y sandalias como un turista inglés más en Mallorca, Frears ha expresado en una entrevista con EFE su decepción y su rabia contra el gobierno de Boris Johnson y la deriva que su país ha tenido desde hace más de un año.

«Es una tragedia terrible que un país tan importante como Gran Bretaña haya caído en esta locura colectiva», ha aseverado, antes de explicar las dificultades que supone deambular por los aeropuertos por la entrada de ciudadanos foráneos de la Unión Europea.

«Una tragedia de los pies a la cabeza que ha dado pie a este gobierno tan terrible, que nos ha sumergido en una fantasía de la extrema derecha», ha sentenciado.

Stephen Frears trabajó en los años 60 con grandes directores del movimiento ‘Free Cinema’ como Karel Reisz o Lindsay Anderson, con los que se siente agradecidos y a los que debe «todo»: «Cuando empecé, no me había ni planteado dedicarme al cine, pues trabajaba en el teatro».

Tras dos películas y trabajos para la televisión, Frears obtuvo notoriedad con «Mi hermosa lavandería», su primera colaboración con el escritor Hanif Kureishi como guionista, con quien volvió a trabajar en «Sammy y Rosie se lo montan», en la antesala de su primer trabajo en Hollywood, «Las amistades peligrosas».

Frears ha coincidido en Palma con la actriz Judi Dench, que recibe el Masters of Cinema de la presente edición del festival y solo tiene palabras de elogio hacia ella: «Siempre me ha gustado la manera que tiene de entender la interpretación, como un oficio en el que vas aprendiendo a medida que trabajas». Juntos han trabajado en «Mrs. Henderson presenta», «Philomena» o «Victoria & Abdul».

Películas sobre la monarquía británica

En su filmografía no faltan películas que abordan la historia de la monarquía británica, de manera especial dos de sus iconos Isabel II en «The Queen» y la reina Victoria en «Victoria & Abdul».

Admite Frears que la monarquía es un buen argumento para la ficción, sea cine, literatura, teatro o televisión: «Shakespeare ya lo hizo y si era un tema importante para Shakespeare, también lo es para mí, porque son personajes muy dramáticos y en Gran Bretaña, que es un país muy pequeño, no tenemos cowboys, pero los reyes son personajes dramáticos».Sobre su nuevo proyecto, «The Lost King», en la que contará nuevamente en el guion con Steve Coogan, Frears ha avanzado que «se trata nuevamente de una película sobre un rey.

Este filme narra la historia de Philippa Langley, la historiadora que en 2012 ayudó a descubrir los restos del rey Ricardo III, perdidos durante más de 500 años, debajo de un aparcamiento en la ciudad inglesa de Leicester, donde Frears nació en 1941, un descubrimiento que culminó años de investigación obsesiva por parte de Langley, en los que no faltaron las burlas de los académicos.

«Crecí con la historia británica, me conocía todas las fechas y todos los reyes y, de repente, te das cuenta de que te han contado una sarta de mentiras«, apunta el director de «Ábrete de orejas».

Frears hizo televisión en sus inicios

Hizo Frears televisión en los inicios de su carrera y recientemente dirigió la miniserie «Quiz», pero el medio televisivo no le interesa de manera especial, ni siquiera como espectador. «Me interesa un buen trabajo y veo que hay más oportunidades en la televisión y ahora, en general, el cine no es muy bueno».

Precisamente, aceptó dirigir «Quiz», basada en la historia real de Charles Ingram, quien protagonizó un sonoro escándalo tras ser acusado de hacer trampas en el concurso ¿Quién quiere ser millonario?, porque Frears vio «una historia buena, a su manera bastante subversiva y que sabía que al público le gustaría«.

Imágenes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.