Escultura Invisible, Barcelona 2001.

La Escultura Invisible de Boyer Tresaco

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La Escultura invisible es un concepto escultórico que actualmente está siendo objeto de debate dentro del mundo de las artes.

Pero uno de sus máximos exponentes lleva más de treinta años investigando y trabajando este concepto, inicialmente desde la perspectiva de la ausencia. Se trata del Artista Boyer Tresaco cuyas obras han sido expuestas en algunas de las principales galerías de arte de Europa y EE. UU.

“Desde la Fundación Boyer Tresaco deseamos constatar su trabajo así como su trayectoria en el momento en que la Escultura Invisible ha captado la atención internacional”.

Historia de la Escultura Invisible de Boyer Tresaco

Boyer Tresaco ya presentó en 1993 en la Feria de Madrid ARCO, una de sus primeras representaciones de “la ausencia” que le llevarían poco tiempo después a la escultura invisible: una escultura hiperrealista de él mismo ahorcado con su propia ropa, pero en sentido anti gravitatorio, es decir la cuerda estaba atada a una tubería en el suelo y los pies hacia el techo, lugar donde se encontraba desprendido un zapato.

La imagen plástica era impactante, él mismo ahorcado y con una ejecución de la figura hiperrealista que simbolizaba la ausencia del artista, que supuestamente quería representar su ahorcamiento en Nueva Zelanda, en las Antípodas de Madrid.

Al año siguiente Boyer Tresaco volvió a ARCO con una escultura hiperrealista del cuerpo de una mujer a la cual se había dado la vuelta como a un calcetín, de manera que, con la excepción de un pie, toda la escultura, aun estando presente y realizada con todo detalle, quedaba oculta a la vista, es decir no visible. Estas dos obras le impulsaron dentro del colectivo de artistas internacionales contemporáneos.

«Energía prevalente»

Desde entonces Boyer Tresaco ha seguido realizando todo tipo de obras que tratan de representar los espacios de ausencia que dejamos; “energía prevalente”. Tal como dijo el propio artista, “nuestra ausencia es algo que permanecerá para siempre”. Desde este punto de partida fue llevando su técnica hacia la total invisibilidad. El reconocimiento fue gradual, pero unánime. Críticos de renombre como Thomas McEvilley, del New York Times, lo dejaron muy claro: “La exquisita técnica de Tresaco, totalmente de su invención”.

Pero no es hasta 2001 que su primera Escultura Invisible, totalmente intangible, es expuesta y vendida, en la Galería Theredoom en Barcelona. Posteriormente presentó Esculturas Invisibles en París, Nueva York, y de nuevo en Madrid ya en 2015. Boyer Tresaco ha sido una figura mediática dentro del circuito artístico, apareciendo en numerosas publicaciones nacionales e internacionales y televisiones, entre ellas el Canal Arte europeo.

Objetivos de la Fundación Boyer Tresaco

Desde la Fundación Boyer Tresaco desean compartir el trabajo del artista en un momento en que parece que la Escultura Invisible es algo novedoso, tanto por su exposición como por su venta. Asimismo, desean dar a conocer los objetivos de esta fundación, con sede en La Manga del Mar Menor: en primer lugar proporcionar ayuda social continuada a zonas deprimidas, y ello, mediante las aportaciones de “Amigos de la Fundación” y la gestión del legado de Boyer Tresaco, con más de 1500 obras de diferentes artistas internacionales.

Contacto
Nombre contacto: FUNDACIÓN BOYER TRESACO
Descripción contacto: www.fundacionboyertresaco.org
Teléfono de contacto: +34 968563316

Imágenes

Escultura Invisible, Barcelona 2001.
Escultura Invisible, Barcelona 2001.

AGENCIA EFE S.A. no se hace responsable de la información que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.