La doctora Rosa Cañón, responsable de la Unidad de Radioterapia de la Plataforma de Oncología Quirónsalud Torrevieja (d) y Marcela Fernández, presidenta de la Asociación de Directivas y Profesionales de Alicante (AEPA).

La radioterapia intraoperatoria evita que el paciente tenga que recibir más sesiones

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

La radioterapia intraoperatoria (RIO) para pacientes con cáncer de mama puede evitar que estas personas tengan que recibir más sesiones de radioterapia más allá de las que reciben en el mismo acto quirúrgico.

La radioterapia intraoperatoria, o terapia «one step», para pacientes con cáncer precoz de mama, permite la extirpación del tumor, la biopsia del ganglio centinela, la irradiación y la reconstrucción del pecho afectado en un único acto quirúrgico.

El procedimiento de irradiación en quirófano, según ha explicado la doctora Rosa Cañón, responsable de la Unidad de Radioterapia de la Plataforma de Oncología Quirónsalud Torrevieja, «dura 30 minutos, y con ello se evitan todas sesiones de irradiación externa de los tratamientos convencionales».

Cañón ha hecho estas manifestaciones durante el sexto “Encuentros a medida”, organizado para celebrar los 20 años de la Plataforma de Oncología Quirónsalud Torrevieja y en el que también ha participado Marcela Fernández, presidenta de la Asociación de Directivas y Profesionales de Alicante (AEPA).

Durante el encuentro sus protagonistas han destacado los avances incorporados durante estos veinte años transcurridos desde el comienzo de la Plataforma de Oncológica de Quirónsalud Torrevieja, en el que la doctora Cañón ha resaltado que, “durante estos veinte años los esfuerzos se han dirigido a que los tratamientos nos solo tengan una mayor tasa de curación sino también menos efectos secundarios para el paciente”.

Por su parte Marcela Fernández ha resaltado “la calidad humana de todo el equipo y el trato que se da a esas personas que están en una situación tan difícil”.

Quirónsalud Torrevieja fue pionero en España en la incorporación de un acelerador de electrones miniaturizado en el quirófano para los tratamientos de radioterapia intraoperatoria.

El tratamiento para pacientes con cáncer precoz de mama permite en un único acto quirúrgico la extirpación del tumor, la biopsia selectiva del ganglio centinela, la irradiación a dosis completa y la reconstrucción oncoplástica de la mama, eliminando así las sesiones de radioterapia externa.

La radioterapia intraoperatoria

La RIO es una técnica de alta precisión en la que se administra una fracción única y elevada de radioterapia durante un acto quirúrgico, sobre el lecho tumoral, con la ventaja de la visualización directa del lecho a irradiar, evitando la irradiación innecesaria de los tejidos sanos circundantes.

La RIO se ha empleado en el tratamiento de diferentes tumores malignos, en estadios avanzados o recidiva a tratamientos previos, como el cáncer de páncreas, de recto, de pulmón, los ginecológicos, los sarcomas retroperitoneales y de extremidad, generalmente en programas que asocian irradiación externa, para aumentar el control local de la enfermedad.

Por su parte, la braquiterapia es una técnica especial de radioterapia interna, en la cual la fuente que emite la radiación, se encuentra, en contacto con el tumor o la zona a tratar.

Se realiza colocando unos dispositivos especiales (catéteres, cilindros, agujas…), en el tumor o lecho, en cuyo interior hueco se introduce una pequeña fuente radioactiva.

Es un tratamiento local, que administra una dosis de irradiación muy elevada en la zona donde se realiza con una mínima irradiación de los tejidos sanos. EFE