Las ventajas de las clases particulares de inglés.

Las ventajas de las clases particulares de inglés

Estudiar inglés abre muchas puertas, por lo que ahora en Navidad es un inmejorable momento para comenzar.

El estudio de un idioma no es nada sencillo. Lo mismo da que estudies en una academia, centro de idiomas, en la universidad o por libre. En ninguno de estos sitios vas a aprender por arte de magia. Vas a necesitar muchas horas de estudio.

Las clases particulares y sus ventajas

La demanda de clases particulares de inglés crece cada año, algo a lo que ayuda sin duda la posibilidad de poder acceder a ellas de forma cómoda. Al igual que vamos al supermercado o al gimnasio, podemos contactar con un profesional que nos ofrezca este servicio de clases particulares.

Las clases particulares pueden ser de dos tipos: de forma individual con el profesor o en grupos. Lo mejor de las clases individuales es que las lecciones están más enfocadas a lo que necesite cada alumno, pero también es cierto que cuestan más. En el caso de las grupales son más económicas, pero el profesor tiene que atender a más de un alumno, por lo que es más fácil que no se avance tanto como con la particular.

En el caso de que precises aprender inglés, una buena solución son las clases particulares, puesto que el alumno va a comenzar a estudiar con su profesor particular de manera individualizada y en base a sus necesidades. Lo que hace el profesor es darle el material que necesita y que estará adaptado al nivel que tenga cada alumno en cuestión. Debido a ello es más sencillo que se pueda dominar antes un idioma que si asistiera a una academia común o una escuela de idiomas.

Las clases particulares ¿Para qué valen?

Las clases particulares son un sector de lo más variado y donde hay muchas posibilidades. Históricamente estaban asociadas con las clases de recuperación. Ahora cuando se habla de ellas son como complemento a las necesidades que tienen los alumnos, bien para ir fortaleciendo lecciones que se hayan dado en otra institución, preparación de exámenes, etc.

Los planes de estudio de las clases particulares son personalizados, pues no son clases en grupo, por lo que el profesor lo que hace es preparar un plan de estudios en el que se adaptará a los objetivos del alumno. En este sentido, no es igual aprender inglés para viajar o trabajar que con el objetivo de aprobar un examen.

El profesor particular en cuestión va a elegir un método concreto para poder llegar a un objetivo, donde va a identificar las fortalezas y debilidades de los alumnos, porque en eso se basará la forma de dar clases del profesor. Los alumnos necesitan una forma de aprendizaje distinta, porque no todo el mundo aprende al mismo ritmo.

Existen, por ejemplo, alumnos que tienen desarrollada una capacidad más visual, donde el profesor va a utilizar material como vídeos o imágenes. Otros alumnos les funciona mejor el material auditivo, como pueden las canciones o podcasts.

Por último, también hay otras personas a las que les gusta ir trabajando la gramática con los ejercicios o ir leyendo y respondiendo a ciertas preguntas para la mejor de la comprensión lectora o únicamente conversar.

Todo esto hace que, reflexionando, lleguemos a la conclusión de que, si el método es el adecuado para el alumno, ello va a tener efecto en la mayor velocidad que va a adquirir el aprendizaje. Las clases de inglés o de cualquier idioma, tanto si son online como si son presenciales tienen la extraordinaria ventaja de su gran flexibilidad. Alumno y profesor se van a poner de acuerdo para poder trabajar durante una serie de horas que podrán ser por clases, semanas o meses. Se puede llegar a estudiar de forma personalizada para estudiar en las horas del día que mejor convengan al alumno.

La tecnología y la comodidad de aprender desde tu hogar

El éxito de las clases particulares online estriba en que básicamente podemos aprender un idioma sin estar perdiendo el tiempo en desplazamientos, así como el dinero de trasladarse en muchos casos hasta el centro. Al igual que el teletrabajo ha llegado para quedarse, las clases online también lo han hecho. Una forma de aprovechar el tiempo y de sacarle un mayor rendimiento. El tiempo de viaje a tu academia en una ciudad lo puedes dedicar aquí a repasar, a terminar un ejercicio o simplemente a descansar.

Después de todas las ventajas que te hemos mencionado, ahora solo te queda a ti buscar algún centro de clases particulares en la red y ver cuál es el que más te conviene. Desde aquí recomendamos leer las reseñas de otros estudiantes para saber más sobre el centro, de esta forma, seguro que será más fácil dar con ese profesor que pueda enseñarte inglés de la mejor forma.

AGENCIA EFE S.A. no se hace responsable de la información que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.