Nur-Sultán (Kazajistán), 08/04/2021.- El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, durante su reunión con el ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Mujtar Tleuberdi en Nur-Sultán, la capital de Kazajistán, el 08 de abril de 2021. EFE/Kulpash Konyrova

Lavrov advierte de que Rusia responderá a cualquier acción inamistosa de EEUU

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, advirtió de que Moscú responderá a cualquier acción inamistosa de Estados Unidos, al comentar informaciones de prensa acerca de que Washington estudia expulsar a diplomáticos rusos e imponer nuevas sanciones a su país.

«Responderemos a cualesquiera pasos inamistosos. Esto cae por su propio peso», dijo Lavrov en una rueda de prensa conjunta con su homólogo kazajo, Mujtar Tleuberi.

El presidente de EEUU, Joe Biden, nada más llegar a la Casa Blanca ordenó investigar posibles acciones hostiles de Rusia, como ciberataques, la intromisión en las elecciones estadounidenses, el envenenamiento del líder opositor ruso Alexéi Navalni y el pago de recompensas por el asesinato de militares estadounidenses en Afganistán.

Posibles sanciones por parte de EE.UU.

Según un medio estadounidense la investigación ha concluido, lo que ha llevado a la Casa Blanca a sopesar actualmente la expulsión de diplomáticos rusos. Esta no sería la única acción y, según este medio, también se trataría de la imposición de sanciones a altos funcionarios de Moscú.

«He leído informaciones acerca de que la Administración (de EE.UU.) concluyó la revisión de las acciones hostiles de Rusia. Lo han hecho muy rápido, porque nos acusan de tal cantidad de pecados y eso no se puede hacer en un par de semanas, ni siquiera en un par de meses», dijo Lavrov.

Rusia tiene clara su estrategia geopolítica

El ministro ruso indicó que la política de Washington hacia Rusia no conduce a ninguna parte. Además, considera que es improductiva en cuanto a los objetivos proclamados cuando se impusieron las primeras sanciones.

«Esta situación se ha repetido muchas veces y estas acciones nos persuaden de una sola cosa: debemos apoyarnos en nuestras propias fuerzas, porque ni Estados Unidos ni sus aliados son socios fiables, y en ámbitos clave para el funcionamiento del Estado no podemos depender de sus ánimos ni de con qué pie se levantan», recalcó.