Seat

Seat, «ansiosa» ante un PERTE que confía traiga a España una fábrica de baterías

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El vicepresidente de compras de Seat, Alfonso Sancha, se ha mostrado hoy «ansioso» ante la convocatoria de las ayudas del PERTE al vehículo eléctrico, que confía hará que el grupo Volkswagen acabe por «encajar las piezas» para dar luz verde a su plan para electrificar España y ubicar aquí una gigafactoría de baterías.

Sancha ha admitido que la automovilística está «ansiosa» de que el Ejecutivo apruebe la convocatoria de las ayudas del que será el primer proyecto estratégico para la recuperación económica (PERTE) de España, durante su participación en el foro sobre el reto de transformar la automoción organizado por EFE y KPMG.

«Si conseguimos que antes de final de año se consiga la publicación del concurso intentaremos encajar las piezas para que se haga la aplicación del proceso», ha apuntado el directivo, que se ha mostrado optimista en que acabe por cristalizar el proyecto para impulsar la electrificación del sector del automóvil en España.

Iniciativa que impulsan Seat y el grupo Volkswagen

Sancha ha adelantado que la iniciativa que impulsan Seat y el grupo Volkswagen cuenta ya con la participación de más de 15 empresas con el objetivo de cubrir toda la cadena de valor del coche eléctrico, desde la materia prima, el litio, hasta el reciclaje de las baterías, y que espera que aún se sumen otras.

El proyecto ha incorporado a empresas de casi todas las comunidades autónomas, salvo «una o dos excepciones», y cuenta tanto con grandes empresas como con pymes, según ha dicho.

Gigafactorías de celdas de baterías

Al mismo tiempo, ha insistido en que el consorcio alemán continúa apostando por España para ubicar una de sus seis gigafactorías de celdas de baterías, de las que dos se ha decidido ya que estarán en Suecia y Alemania. «Continuamos trabajando con mucha intensidad y pasión para que la tercera esté en nuestro país. El tiempo apremia», ha afirmado.

El vicepresidente ejecutivo de compras de Seat ha destacado que el grupo alemán aún no ha decidido en qué comunidad autónoma se instalará esta factoría y ha subrayado que no se conocerá la ubicación hasta que se resuelva la convocatoria de ayudas del PERTE y se confirme «que hemos sido exitosos».

No obstante, sí ha señalado que la decisión sobre su ubicación se tomará «en función de criterios económicos y técnicos«.

«La prioridad número uno es que esté en España y luego veremos la ubicación mejor para ser competitivos en Europa», ha dicho.