Autoridades junto al mega sillón de forjo colocado en la frontera hispanolusa de Vilar Formoso y Fuentes de Oñoro para que los turistas se puedan autoretratar.

Un «selfie» reivindicativo en la frontera hispanolusa

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

La frontera hispanolusa de Vilar Formoso y Fuentes de Oñoro ha inaugurado hoy un enclave para que los turistas que la crucen se puedan hacer su particular «selfie», mientras las autoridades recuerdan que «se trata de una de las zonas más deprimidas de Europa» que necesita de la ayuda de sendos Gobiernos.

La iniciativa tiene como principal atractivo un sillón gigante de forja colocado en la frontera donde los turistas se pueden sentar para autofotografiarse.

La silla, situada del lado portugués y con una altura de más de dos metros, ha sido elaborada por el artesano español de forja Fernando Rodríguez, que aunque es de Salamanca (España) reside en Rapoula, una pequeña aldea próxima a la frontera de Fuentes de Oñoro (España) donde tiene su taller.

Dulcineia Catarina Moura, coordinadora de la entidad Territorios do Côa que ha puesto en marcha esta iniciativa, reivindicó la cooperación entre españoles y portugueses para desarrollar proyectos que relancen los territorios de la conocida como Raya hispanolusa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además, Territorios do Côa ha puesto en marcha en los últimos meses una ruta turístico-literaria basada en el «Viaje del Elefante» del nobel José Saramago.

La ruta recorre los principales territorios portugueses que limitan con las provincias españolas de Salamanca y Zamora y pretende ser «un foco de atracción de turistas europeos», insiste Moura.

Un área de servicio para la frontera

António José Machado, alcalde de Almeida, comarca fronteriza con la zona de Fuentes de Oñoro, pidió hoy a los Gobiernos de Portugal y España que impulsen proyectos para «minimizar la pérdida de población» en estos territorios fronterizos de baja densidad.

Para Machado, la clave está en la «modernización de las infraestructuras» de esta zona de La Raya, sobre todo tras la inauguración a finales de 2021 del tramo de autovía internacional entre Fuentes de Oñoro y Vilar Formoso, que ha provocado una caída considerable de visitantes, ya que no es necesario cruzar sendas localidades.

El alcalde de Fuentes de Oñoro, Isidoro Alanís, explicó hoy a EFE que el paso de vehículos por la frontera era hasta la fecha el principal motor económico de esta zona, por lo que esperan que el Gobierno agilice la adjudicación de un área de servicio que creará más de un centenar de empleos.

Pendiente de adjudicación

Actualmente, este área de servicio está pendiente de que el Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana la adjudique a la única empresa que ha optado a la licitación y que «prevé una inversión de 9 millones de euros«, recordó el alcalde.

«No podemos perder más tiempo, es esencial que el Gobierno apruebe este proyecto lo antes posible, ya que la situación de esta zona de la frontera es dramática», insiste Alanís. EFE