BLS refuerza su planta de producción de Barcelona con una nueva línea de mascarillas filtrantes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Facturación + 200%, producción + 300%, y un número de empleados y colaboradores duplicado en los últimos 12 meses.

Para BLS, empresa especializada en la producción de equipos de protección individual de las vías respiratorias, 2020 fue un año en primera línea frente a la emergencia Covid-19.

Con la pandemia del Coronavirus, como empresa altamente especializada, BLS se ha situado en el centro de un sistema de producción de bienes esenciales para la protección de la salud de las personas.

Gracias a unas máquinas diseñadas y desarrolladas en su seno y a las sinergias promovidas con universidades y socios comerciales, la empresa ha logrado que su producción sea siempre competitiva, incluso respecto a China. Todo ello sin aumentar el precio de las mascarillas, abasteciendo a hospitales, residencias con asistencia médica y fuerzas de seguridad, y ayudando a diferentes organizaciones con la donación de más de 40.000 mascarillas.

Últimas inversiones en España

Con este mismo espíritu, BLS abre el año 2021 con nuevas e importantes inversiones en España. Y es que la empresa está concentrando sus esfuerzos en la planta de producción de Barcelona, donde cuenta con un equipo de más de 30 empleados.

Adquirida en 2010 para la producción exclusiva de filtros, la planta española albergará ahora una línea de producción de mascarillas filtrantes de forma plana y vertical, que estará disponible en una primera versión FFP2, con y sin válvula. La venta se dedicará principalmente al mercado español, con prioridad para el sector sanitario para el abastecimiento de hospitales, clínicas y fuerzas de seguridad.

«Es fundamental aprovechar la experiencia y la competencia técnica: en 2020, el cierre de fronteras ralentizó las exportaciones y esto nos permitió dar respuesta y abastecer con facilidad a otros países. Esta nueva línea de producción en España, nos permitirá por su parte, ayudar también al país, que consideramos nuestra segunda casa, en caso de situaciones similares en el futuro», según explica Pier Paolo Zani, Administrador Delegado de BLS.

«En BLS llevamos más de 50 años dedicándonos principalmente al sector industrial, tanto en Italia como en el extranjero: antes de la pandemia el mercado médico suponía, de hecho, solo una mínima parte de nuestra facturación», subraya Zani. «La emergencia sanitaria nos ha enfrentado a una cuestión importante: satisfacer la demanda de clientes consolidados, de los que dependía la mayor parte de nuestra facturación, o adaptar la producción para satisfacer la demanda interna, procedente sobre todo de hospitales, protección civil y fuerzas del orden.

Ampliando la capacidad de producción

Decidimos cumplir con nuestra misión principal, que es proteger a las personas: por ello desarrollamos un plan que, al rediseñar el proceso de producción, realizando nuevas inversiones y llevando a la empresa a la máxima capacidad productiva, nos permitió asegurar, en el momento de mayor emergencia, mascarillas con certificado CE y fabricadas en Italia.

Estamos orgullosos de lo que hemos hecho y, sobre todo, de haber estado junto a la población en estos meses difíciles, seguiremos haciéndolo, tanto en Italia como en los demás mercados, con independencia de los retos que nos plantee el futuro inmediato.

BLS refuerza su planta de producción de Barcelona con una nueva línea de mascarillas filtrantes
Contacto

Persona de contacto: Alessandro Tibaldeschi
Teléfono: +39 333 6692430
Mail: info@agenziapressplay.it
Webs: https://www.blsgroup.it/es/"

AGENCIA EFE S.A. no se hace responsable de la información que contiene este mensaje y no asume responsabilidad alguna frente a terceros sobre su íntegro contenido, quedando igualmente exonerada de la responsabilidad de la entidad autora del mismo.