Expertos prevén vuelta a los bares tras covid sin cambio radical en consumo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Los datos que manejan consultoras, patronales y empresas cerveceras apuntan a que los españoles volverán a consumir en hostelería como hacían antes de la pandemia, una vez se acaben las restricciones y regrese la normalidad, sin cambios radicales en sus pautas de consumo.

Así lo han avanzado este miércoles responsables de la empresa de investigación de mercados Kantar, la patronal del sector de gran consumo Aecoc y la cervecera Heineken, junto a representantes de la hostelería madrileña, que han coincidido en pronosticar que será en 2022 cuando se vea una recuperación más significativa.

En el marco del foro «Fuerza Bar», organizado por Heineken para analizar los retos del sector, se ha citado como ejemplo el caso de la cerveza: la hostelería concentraba el 70 % de su consumo en España hasta la covid-19, un porcentaje que se desplomó en los peores momentos de la crisis y que hoy ha mejorado hasta situarse en torno al 44 %.

«Estos cambios no se producen porque el consumidor no quiera ir al bar, sino que son forzados por las medidas y las circunstancias. Pero hay ganas retenidas por volver, lo estamos viendo conforme se van levantando las restricciones. No sé si regresaremos a ese 70 %, pero sí estaremos muy cerca», ha augurado el experto de Kantar César Valencoso.

Mayo de récord

El director del área «Consumer Insights» de la consultora ha recordado que el pasado mayo se convirtió en el mejor mes en venta de cerveza fuera del hogar desde marzo de 2020, lo que confirma en su opinión el interés por recuperar la costumbre de ir a los bares.

«En Madrid se está abriendo muy rápido, pero hay mucha parte de España donde la situación todavía está más contenida», ha recordado.
Valencoso prevé un verano de 2022 sensiblemente más parecido al de 2019 que el de este año, ya que todavía no se ha recuperado «la normalidad», y que más que cambios de calado en el consumidor sí observa una «evolución», por lo que descarta que la covid-19 suponga «un antes y un después» que modifique las costumbres españolas.

En estas misma línea, la directora de Marketing de Heineken España, Lucía López-Rúa, ha destacado la relación entre la cultura del país y la hostelería, en contraste con lo ocurrido en otros mercados en los que también opera la cervecera.

«El número de negocios ha bajado -por los cierres- y costará un tiempo recuperarse, pero aquí vemos como cada vez que se han levantado restricciones los bares se han vuelto a llenar, mientras que en el centro de Europa, por ejemplo, no era así. Está en nuestro ADN», ha apuntado.

2022: El año de la recuperación

La cervecera tendrá que seguir «navegando la crisis» durante 2021 y confía en 2022 como el año de la «estabilización»; hasta entonces, su apuesta pasa por «tratar de compensar» la caída en el canal de hostelería con las ventas en el supermercado, que hoy representan el 56 % del total.

«El supermercado sólo compensa una parte de las pérdidas. Afortunadamente, vemos una evolución de la hostelería, aunque a veces tenemos la sensación de que damos un paso hacia adelante y dos hacia atrás, como con esta última ola», ha señalado López-Rúa.

Sus cifras reflejan dos tendencias de consumo que suben a la vez, pese a ser casi opuestas: por un lado, los españoles demandan cervezas más «premium» y sofisticadas cuando pueden salir; y al mismo tiempo surge un cliente «más sensible al precio, que busca alternativas más económicas».

La gerente de Estrategia y Marketing en Aecoc, Rosario Pedrosa, ha pronosticado que el consumidor irá «retomando sus hábitos» y volverá a acudir a bares y restaurantes conforme la crisis sanitaria remita, aunque con ligeras «variaciones» que exigen a los hosteleros adaptarse.

«La innovación es fundamental, y la salud es un eje clave dentro de ese área. Vemos una oportunidad por ejemplo para lo que llamamos la indulgencia saludable, hay que crear nuevas propuestas para cubrir las necesidades surgidas tras la covid», ha resaltado.

El fundador del grupo de restauración madrileño Sala de Despiece, Javier Bonet, ha incidido en que en la capital ya se registra un nuevo «boom» de aperturas, aunque ha advertido de los riesgos que entraña que la presencia masiva de fondos e inversores interesados en el sector acabe convirtiendo a la hostelería en el «nuevo ladrillo».