El periodista Manuel Campo Vidal (d) y el presidente de Hispasat, Jordi Hereu (i) en la mesa de debate del Foro Next Educación ‘El satélite como solución inmediata para la España despoblada’

Hispasat propone una alianza estratégica para conectar a la España despoblada

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Más de cinco millones y medio de habitantes carecen de conexión regular a Internet en España, el país europeo con el mayor despliegue de fibra óptica en los hogares, motivo por el cual, el presidente de Hispasat, Jordi Hereu, ha propuesto hoy una alianza estratégica por la conectividad de la España despoblada.

En un foro organizado por Next Educación, Hereu ha destacado la importancia que tiene la conexión satelital, con la que la operadora nacional prevé llevar la banda ancha de hasta 100 Mbps a cualquier punto de España, en el marco de un acuerdo que requeriría la implicación conjunta de los agentes públicos y privados.

“El satélite es un gran distribuidor de conectividad digital capaz de llegar al cien por cien de la población de manera inmediata y sin apenas costes” porque, en opinión del exalcalde de Barcelona, la instalación se encuentra disponible a “36.000 kilómetros de altura” por lo que solo se necesita una antena y un módem para reducir la brecha digital en determinados territorios.

Moderado por el periodista Manuel Campo Vidal, el debate ‘El satélite como solución inmediata para la España despoblada’, ha puesto el foco en las aplicaciones que esta vía tiene en las zonas rurales, así como en el efecto tractor que adquiere sobre la dinamización de los pueblos y sus economías.

Más allá de la conectividad: empleo y dinamismo de territorios

Imagen del presidente de Hispasat y ex alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, durante su participación en el Foro Next Educación Imagen del periodista Manuel Campo Vidal, moderador del Foro Next Educación ‘El satélite como solución inmediata para la España despoblada’
magen del presidente de Hispasat y ex alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, durante su participación en el Foro Next Educación
Imagen del periodista Manuel Campo Vidal, moderador del Foro Next Educación

“No lucharemos contra la España vaciada si no generamos nuevos puestos de trabajo”, ha apostillado Hereu, antes de explicar que el cambio de los 30 a los 100 Mbps en las localidades con menor población supondrá que un “hotel rural de cualquier parte del país” pueda realizar su actividad laboral con plena normalidad.

Desde Hispasat han presentado algunos de los proyectos piloto que han iniciado en territorios como Sigüenza, Hondarribia o Ciudad Real, relacionados con el control de incendios forestales, el regadío inteligente, la gestión de explotaciones agrarias o el turismo rural.

El presidente de Hispasat ha recordado también que las soluciones impulsadas desde España en la industria podrán replicarse en regiones como América Latina, donde el proveedor nacional de satélites de comunicación mantiene dos terceras partes de su mercado, en previsión de abrir la ventana de la conexión a cientos de millones de habitantes de esa zona.

El papel de España en el espacio europeo

Además, ha considerado que Europa tiene la necesidad de construir una “gran escala del espacio” para defender “la libertad y valores del continente”, ámbito en el que  España tiene “muchas cosas que aportar” en la búsqueda del control de la ciberseguridad y de las telecomunicaciones.

Precisamente, el Gobierno aprobó a finales de marzo el Perte aeroespacial, que contará con un plan de ayudas superior a los 4.500 millones de euros hasta 2025, a través de dieciocho actuaciones que contribuirán a contener los desafíos de seguridad global y la transformación digital del sector.

Una de las iniciativas del proyecto estratégico implica la investigación y el desarrollo de un satélite protegido con claves cuánticas para promover comunicaciones seguras a nivel europeo, en el que Hispasat participará, liderando un consorcio en España compuesto por más de veinte operadores de empresas, instituciones y centros de investigación.EFE